domingo, 25 de agosto de 2019

Opinión: ¿Salir de Andalucía para ser la 18ª autonomía o la 1ª Mancomunidad de Diputaciones?

La Vanguardia, 24 de octubre de 1.913
El regionalismo desde la aparición de la Plataforma por Andalucía Oriental, y posterior y actualmente con la Asociación por la Región de Granada ha defendido la creación de una Mancomunidad de Diputaciones Provinciales. La defensa de esta forma de gobierno se basa en el argumento de "4 Provincias en igualdad con sus 4 Diputaciones", sin embargo no se ha llegado a especificar mucho más acerca de qué trata la Mancomunidad.
A principios del S.XX se comienza a hablar de Mancomunidad de Diputaciones, una forma de Gobierno que no pretendía ni podía asumir competencias estatales sino que con ellas se perseguía mejorar la gestión de sus servicios. En Cataluña existía un clamor por la Mancomunidad como se puede comprobar en este recorte del Diario La Vanguardia del 24 de octubre de 1.913. Semanas después se aprueba el Real Decreto de Mancomunidades Provinciales y sería en Cataluña donde se conformaría la primera Mancomunidad de Diputaciones Provinciales en 1.914.
En Granada el clamor regionalista llegó una década después, en 1.924 se aprueban las bases de la Mancomunidad de Andalucía Oriental.
A este precedente se refieren los defensores en la actualidad de esta forma de Gobierno para las 4 Provincias.
Son numerosas las ventajas a las que se aluden cuando se habla de la Mancomunidad, entre ellas que no es una Comunidad Autónoma más y que por tanto no supondría un gran gasto instaurarla. No habría un Parlamento con más políticos pues se gobernaría desde las Diputaciones, mediante los Diputados Provinciales. Se dice que una nueva autonomía supondría numerosos gastos más. A continuación vamos a desmentir todo esto y comentar algunas de las desventajas competitivas que nos supondría:


  1. La Mancomunidad se gobernaría a través de las Diputaciones con sus Diputados Provinciales, y esta es una desventaja a la que nunca se alude, pues nos gobernarían unos políticos que no han sido elegidos por la ciudadanía de forma directa, la elección de estos políticos se hace a través de las elecciones municipales. Si votas al Partido Z en las elecciones municipales debes de saber que también estás votando a ese Partido para la Diputación, con lo que esto conlleva, el sistema funciona así. Además serían las cúpulas de los Partidos, sus direcciones (Madrid u otra ciudad) quienes decidirían quiénes serán sus Diputados Provinciales una vez celebradas las elecciones. ¿De verdad queremos salir de Andalucía para que sean otros quienes elijan a nuestros representantes? Le daríamos mucho poder a alguien que no sabemos quién será y mucho menos qué hará, políticos elegidos a dedo por sus dirigentes...
  2. ¿Supondría más gasto una futura autonomía? Rotundamente, no. La Comunidad autónoma andaluza tiene 109 Diputados, en caso de salir Almería, Jaén, Granada y Málaga de dicha autonomía, el Parlamento autonómico andaluz se vería obligado a una reducción del número de Parlamentarios, y en la futura Región de Granada/Andalucía Oriental podría haber perfectamente 53 o 55, es decir, se podrían dividir esos 109 Diputados entre las 2 autonomías diferenciadas, por lo que el gasto político sería el mismo que el actual. Dicho esto se podría decir lo mismo de los funcionarios, Andalucía tiene más de 270.000 , ganaríamos en puestos de trabajo con el mismo gasto si salimos de Andalucía.
  3. ¿Es viable la creación de una Mancomunidad desde el punto de vista legal? Es la gran incógnita, la creación de Comunidades Autónomas sí está perfectamente regulada. Sí se ven Mancomunidades de municipios, de servicios, y viceversa pero desde 1.913 no se ha formalizado ninguna Mancomunidad de Diputaciones Provinciales por lo que es bastante difusa la hoja de ruta que habría que seguir y seguramente crear una Ley estatal que las regule. 
  4. En esa futura Región de Granada/A.Or. elegiríamos una forma de Gobierno con menos poder, influencia y beneficios como se ha expuesto, por lo que elegiríamos ser menos. Son poco más del 15% de españoles los que abogan por la eliminación de las autonomías, por lo que el futuro no parece pasar para la inmensa mayoría de los españoles por su eliminación.
  5. ¿Puede haber 4 Provincias en igualdad sin Mancomunidad de Diputaciones? Por supuesto que sí, el futuro estatuto de autonomía podría recoger una capitalidad rotativa entre diferentes ciudades de la autonomía, o incluso cómo se reparten las Consejerías.
Por todo lo expuesto, son muchos los motivos para salir de la Comunidad autónoma andaluza, pero son más aún los que nos empujan a elegir ser la 18ª Comunidad Autónoma y no la 1ª Mancomunidad.

lunes, 4 de febrero de 2019

Andalucía, una estafa a Granada


Andalucía como concepto histórico es una única entidad, y es comprendida por las Provincias de Sevilla, Cádiz, Huelva y Córdoba, este ente territorial ha tenido varias denominaciones a lo largo de su historia pues hay mapas en los que se reconoce a este ente como Sevilla incluso.
Las Provincias de Almería, Málaga y Granada formaron parte del Reino de Granada durante varios siglos, la Provincia de Jaén sin embargo tiene muchos más lazos culturales con las Provincias del histórico Reino de Granada que con el suroeste español. Tanto es así que en los proyectos de regionalización de España del S.XIX elaborados por Patricio de Escosura en 1847, de Segismundo Moret en 1884, Francisco Silvela en 1891 o incluso en la propia Constitución de la I República se plantearon dos Regiones en el sur del país, difieren las denominaciones (Granada o Andalucía Alta; Sevilla, Andalucía o Andalucía Baja) pero no el territorio, por un lado Almería, Jaén, Granada y Málaga y por otro Huelva, Cádiz, Sevilla, y Córdoba.
La última Constitución que dice por qué territorios está compuesta España de forma clara, es la Constitución de 1812, y en ella también se puede observar que no existía una Andalucía.

Llega a haber incluso una obra en 1843 titulada “Historia de Granada comprendiendo la de sus cuatro provincias: Almería, Jaén, Granada y Málaga”.
En 1898 el ilustre granadino Ángel Ganivet defendió la creación de dos Regiones en el sur de España.
En el año 1924 se aprueban las bases para la creación de la Mancomunidad de Andalucía Oriental, en el Sureste se luchó por la autonomía. Sin embargo Blas Infante quería unir todo el sur del país en una única Región, aunque fue un personaje políticamente irrelevante en su época viendo sus resultados electorales. 
En 1933 se celebra la Asamblea de Córdoba, una Asamblea que pretendía crear esa unidad que entonces era inexistente, tanto fue así que todos los representantes de Almería, Jaén, y Granada se levantaron durante la reunión y se fueron, los representantes de Málaga se quedaron en ella pero se abstuvieron en las votaciones. Tan falsa es esa supuesta unidad de Andalucía que incluso los representantes de Huelva se levantaron de la mesa también.
A Blas Infante no le agradó la situación y llegó al extremo de amenazar con residenciar a las Provincias disidentes con el proyecto.

Los representantes de Granada en la II República se manifestaron de forma mayoritaria contra la unidad regional en el sur del país. Así lo manifestó el cuñado de Federico García Lorca que era el Alcalde de la ciudad en 1936, Manuel Fernández Montesinos (PSOE).
También se manifestaron contrarios el propio Secretario de la Diputación de Granada y numerosas personalidades políticas de las Provincias de Almería y Jaén.

Es curioso por tanto que en el estatuto de autonomía actual de Andalucía se diga que fue la guerra civil la que rompió el camino a la autonomía, pues es obvio que en Granada no hubo voluntad para formar parte de dicho proyecto.

Una vez entrada la democracia con la transición prosiguió este intenso debate. Buena parte de la UCD defendió la creación de la autonomía de Andalucía Oriental, de hecho llegaron a crear una bandera un tanto curiosa por su diseño con un sol y con franjas verdiblancas.
El Presidente de la Diputación de Granada en la transición, miembro de la UCD y fallecido hace algunos meses no estuvo de acuerdo en la creación de la autonomía andaluza y se decantó por apoyar las tesis del regionalismo granadino. Faba participó en un debate que se produjo en TVE y no salió bien parado por parte de la prensa sevillana (ABC) en días posteriores pues calificaron su posicionamiento de localista, provinciano, etc. Llegó a asegurar que de salir el sí en el referéndum del estatuto iba a suponer sin lugar a dudas un cambio de centralismo madrileño por el sevillano. El posicionamiento de José Sánchez Faba tuvo repercusiones negativas hacia su persona pues fue llamado al orden desde Madrid.

Se produjo la votación del estatuto de autonomía de Andalucía y se generó un gran problema, el conocido como “Caso Almería”. Para la aprobación del proyecto era necesaria la aprobación de +50% del censo electoral en todas y cada una de las Provincias, un censo que generó problemas en Jaén, una Provincia en la que estaba desactualizado y que hizo que no se llegase a ese 50% hasta que se revisó a posteriori. En Almería la situación no tenía arreglo posible, pues poco más del 42% del censo se manifestó a favor del estatuto.
Esta es considerada por algunos la primera estafa a la democracia una vez se entró en la misma, para otros una cacicada y para otros un error el que se exigiese más del 50% del censo.

Para desbloquear el referéndum del 28F por la vía del artículo 151 de la Constitución, se elaboró un documento dirigido a la mesa del Congreso de los Diputados en el que se solicitó el acceso a la autonomía pese al no de la Provincia de Almería. Los firmantes del documento fueron los diputados Alejandro Rojas Marcos y Miguel Ángel Arredonda (Andalucistas); Santiago Carrillo y Fernando Soto (Comunistas); Alfonso Guerra y Luis Yañez (Socialistas); Félix Manuel Pérez y Miguel Herrero (Centristas).
Esta situación que se generó fue el principio del fin de la UCD.
En cualquier caso, son interesantes los datos de las votaciones por provincias pues hay una clara ruptura entre el eje oriental y occidental, las Provincias de Almería, Jaén, Granada y Málaga fueron las 4 que menos apoyo dieron el 28 de febrero de 1980 al estatuto. 
Importante resaltar que en la mayoría de municipios no se alcanzó la mayoría requerida de +50% del censo a favor pero teniendo en cuenta que la circunscripción para dicho referéndum era la Provincia, de poco sirvió la voluntad o en este caso la no voluntad de formar parte de Andalucía de cientos de pueblos, que se vieron de cierto modo sometidos a la voluntad de las capitales de Provincia.

Toda la controversia generada con el estatuto de autonomía de Andalucía pudo deberse a varios factores:
  • El centralismo sevillano, la capitalidad de Sevilla no se incluía en el estatuto de autonomía, se planteó en los debates que hubo que la capital fuese la geográfica de la autonomía, Antequera. El escepticismo de los diputados sevillanos hacia esto generó muchos recelos en el oriente andaluz pues buena parte de la ciudadanía pensaba que podía Sevilla tratar de ganar esa capitalidad años después de otra forma.
  • El propio estatuto de autonomía de Andalucía parte de unas bases centralistas, los ponentes del estatuto fueron: Juan Carlos Aguilar (PSOE); Ángel Manuel López (PSOE); José Rodríguez de la Borbolla (PSOE); Miguel Ángel del Pino (PSOE); Javier Pérez (PCE); Pedro Serrera (UCD) y Carlos Rosado (UCD). Ponentes en su mayoría socialistas, pero lo que más llama la atención es que todos los ponentes eran sevillanos a excepción del último que nació en Málaga pero vivió toda su vida en Sevilla. No había voluntad de expresar la opinión de las 8 Provincias en ese estatuto.
  • Las diferencias culturales e históricas entre las Provincias del proyecto son incuestionables, no existe una única Andalucía como tratan de hacer ver muchos políticos de forma más que interesada. La existencia de una única nación cultural e histórica está más que en cuestión desde mi punto de vista. Es la Junta de Andalucía la que trata de hacer campaña por esa unidad, llegando a hacer campañas de “Andalucía sólo hay una”, posiblemente orientada a evitar que se hable de dos Andalucías.

Diputados del PSOE como Francisco Macarro (1982-1986) han llegado a afirmar recientemente que Andalucía es “Una suma de regiones a las que la Junta intenta dar unidad administrativa y cultural”. Los granadinos, en la actualidad sufrimos el centralismo sevillano, una opinión bien extendida en nuestra ciudad y en buena parte de nuestra Provincia. De hecho en muchas ocasiones se escucha el famoso “Sevilla nos roba”.

Buena parte de la ciudadanía no comparte que sea la Junta de Andalucía la que gestione la Alhambra de Granada y Sierra Nevada. Una gestión que parece estar dirigida desde Sevilla y en la que Granada apenas tiene protagonismo teniendo un papel más que minoritario en ambos entes.  El Parque de las Ciencias de Granada es también gestionado por la Junta de Andalucía, y el hecho de que el Museo Arqueológico de Granada estuviese más de un lustro cerrado por reformas sin que la Junta de Andalucía acelerase las reformas que se acometían no hacen más que apoyar junto al resto de cuestiones expuestas, las tesis que defiende el regionalismo granadino, la salida inmediata de Andalucía puesto que Andalucía ha sido un mal negocio para Granada y las Provincias vecinas.

Respecto a la desconexión ferroviaria hemos podido ver como el Gobierno autonómico no ha sido capaz de plantarse ante el Gobierno central e impedir que esto llegase a suceder, y la realidad es que han permanecido con una actitud pasiva durante los más de 3 años de desconexión ferroviaria. Esto lleva a muchos a la pregunta, ¿esto se hubiese permitido en Sevilla?, en mi opinión no, es más Sevilla tiene AVE desde 1992 por lo que lleva a Granada más de 25 años de ventaja. Un año, el 1992 en el que se celebró una exposición universal que coincidía con los 500 años de la reconquista del Reino de Granada y que seguramente debía de haberse celebrado aquí pero las élites de la capital tienen un gran poder que hicieron notar.

En los últimos años están resurgiendo movimientos en defensa de la Región de Granada que piden la creación de una nueva Comunidad Autónoma con las Provincias de Almería, Jaén, Granada y Málaga.
En la actualidad el activismo en defensa del granadinismo/regionalismo granadino lo está haciendo la Asociación por la Región de Granada y desde el plano político tras la disolución del PRAO, sólo MásGranada podrá defender este proyecto.
Tenemos vía constitucional para llegar a la autonomía, el Artículo 143, sólo hay que luchar por nuestra tierra para que se pueda llevar a cabo la ejecución de dicho artículo, anímate y colabora con alguno de los movimientos anteriormente mencionado.



miércoles, 25 de julio de 2018

¿El andalucismo contra la Región de Granada?

Todo hace indicar que el andalucismo moderado no existe

El Regionalismo Granadino es un movimiento transversal, sin embargo buena parte del andalucismo trata constantemente de engañar a la ciudadanía diciendo que nuestro movimiento es de corte fascista . 
El lema "España, una, grande y libre" tan usado por el fascismo, se utiliza mucho y a su manera por el andalucismo (Andalucía, una grande y libre) pero fraccionado, y luego nos acusan a nosotros de fascistas:
  1. ANDALUCÍA UNA
La Junta de Andalucía ha hecho campañas publicitarias con el lema "Andalucía sólo hay una", y esto lo hacía el PSOE, da la sensación, con la clara intención de evitar que la ciudadanía hable de las Andalucías, porque quieren imponer una única cultura para esta autonomía y una única historia, mucha gente cree que existe adoctrinamiento en la escuela andaluza, también en el propio estatuto de autonomía de Andalucía pues dice que Andalucía es una nacionalidad histórica, ¿en qué se basan? ¿por qué no se reconoce que es una mera suma de Regiones que nunca han tenido nada en común? 



2. ANDALUCÍA GRANDE

Es ni más ni menos que la macroautonomía actual, además muchos atrevidos nacionalistas andaluces apuestan por hacer aún más "grande" esta Comunidad Autónoma sacándola de España y creando los países andaluces contando con Murcia, con buena parte de Marruecos y parte de Portugal. Y sí, como pueden imaginar, en esto que parece una película de ciencia ficción, también tendría como capital, Sevilla. Una propuesta un tanto imperialista a ojos de muchos.



3. ANDALUCÍA LIBRE

Es el más repetido de los lemas, el "Viva Andalucía libre", viendo el punto 2 ya vemos qué libertad es la que promulgan y para quién sería dicha libertad. Muy usado por casi la totalidad de la clase política:

En este tuit se menciona también al Sabino Arana del sur de España, Blas Infante.


Curiosamente el andalucismo niega que la Región de Granada pueda constituirse como autonomía, nos niegan ese "derecho a decidir" que sí les otorgan a sus más que amigos independentistas catalanes, según ellos mismos estar en contra del derecho a decidir te convierte en un fascista por lo que curiosa situación la que estamos viviendo.
Recordemos que nuestro "derecho a decidir" para constituirnos como autonomía es perfectamente constitucional vía Art.143 de la Constitución .
Me lleva a pensar todo lo expuesto a las similitudes del una, grande y libre del franquismo con algunas tesis andalucistas, parece que todo esto es un caso más de hipocresía del andalucismo

sábado, 2 de junio de 2018

Región de Granada: Cómo y cuándo

Hace años cuando se hablaba de la Región de Granada, mucha gente te decía ¿qué es eso? , aún hoy sucede pero no con tanta frecuencia. Hemos pasado de esa Fase I y ahora vamos a la Fase II y III, el cómo y el cuándo...

  • ¿Cómo?: El camino lo regula el  Art. 143 de la Constitución Española que nos dice que la iniciativa corresponde a las Diputaciones provinciales interesadas y a 2/3 partes del total de municipios de las Provincias interesadas, es decir habría que conseguir declaraciones institucionales en favor de esta iniciativa aprobadas en pleno de un total de al menos 2/3 del total de municipios de cada una de las provincias de nuestra Región histórica. A partir de ahí tocaría trabajar en un estatuto de autonomía..
  • ¿Cuándo?: Visto el cómo creo que el cuándo es la más fácil de las cuestiones pues depende de nosotros, de toda la ciudadanía, hay que concienciar y extender este sentimiento de agravio que compartimos. Tenemos la llave.
Estoy convencido de que vivimos en un momento clave por lo que únanse a movimientos regionalistas como la Asociación por la Región de Granada , al Partido Más Granada o hagan la guerra por su cuenta en Redes Sociales como Facebook o Twitter.
Y recordad, hemos de llevar esto a una urna para que se convierta en una realidad y podemos comenzar por las elecciones de 2019.






lunes, 9 de octubre de 2017

Eres regionalista granadino, pero probablemente no lo sepas

Mucha gente mira el regionalismo granadino con escepticismo, y la mayoría de la ciudadanía piensa que es un movimiento residual o negativo para nuestra Provincia. Pues bien en la última encuesta que se conoce de CAPDEA (UGR) , EGOPA, que es dependiente económicamente de la Junta de Andalucía hubo datos que pasaron desapercibidos, que son cuanto menos sorprendentes y que ponen en duda las tesis que afirman que el regionalismo granadino u el no sentirse andaluz es algo residual, esta encuesta afirmaba que cerca del 13% de los granadinos sólo se definen españoles, y por ende no andaluces, según datos del INE la Provincia de Granada tiene 915.392 habitantes, si calculamos e
se 13%, resulta que son cerca de 120.000 los granadinos que no se sienten andaluces, dejamos por tanto desmontada las tesis de que el sentimiento no andalucista es residual. Y todo esto según una encuestadora dependiente de la Junta de Andalucía, la misma que dice que Andalucía sólo hay una.

Son múltiples las razones por las que estas personas consideran no sentirse andaluzas, podemos partir de la base de que Andalucía es una unión artifical de al menos dos regiones que estuvieron bien diferenciadas durante siglos, y podemos continuar con el centralismo sevillano, un centralismo que ha ahogado a nuestra Provincia desde hace ya casi 40 años.

La RAE dice que regionalismo es: "Amor o apego a determinada región de un Estado y a las cosas pertenecientes a ella", mi amor es por la Región de Granada en este caso, que comprendería las Provincias de Almería, Jaén, Granada y Málaga. Visto esto, ¿qué tiene de malo ser regionalista?, ¿acaso no amas a tu tierra?.
El padre del regionalismo granadino, Francisco Seco de Lucena decía acerca del regionalismo en 1898: " el regionalismo puede considerarse bajo dos aspectos: como aspiración legítima de las regiones españolas a las que les sea reconocida la personalidad que realmente tienen y ha demostrado en el transcurso de la historia, y contra la absorbente centralización". 
Granada es un territorio histórico, tan histórico que está en el escudo de España desde hace siglos, y que ha sido absorbida por el centralismo sevillano.

Regionalismo granadino es querer a tu tierra, es querer a Granada y su región histórica. No se puede por ende querer a Granada sin ser regionalista, y esto no lo dice un servidor, sino que lo dice la mismísima RAE.

Si sigues sin comprender el movimiento regionalista granadino, te animo a leer mi entrada en el blog "Granada no es Andalucía" http://granadanoesandalucia.blogspot.com.es/2017/08/granada-no-es-andalucia.html


Opinión: ¿Salir de Andalucía para ser la 18ª autonomía o la 1ª Mancomunidad de Diputaciones?

La Vanguardia, 24 de octubre de 1.913 El regionalismo desde la aparición de la Plataforma por Andalucía Oriental, y posterior y actualm...